La Beca del IAPG Houston me dio un buen reconocimiento en la Universidad y en la Industria

Gisela Porfiri, ganadora de la última edición del Programa de Becas “Claudio Manzolillo”, otorgado por el IAPG Houston, cuenta su experiencia como profesional argentina de la industria del petróleo y del gas que optó por un perfeccionamiento en Houston.



Porteña, de vocación geóloga, se crió en el barrio de Flores y estudió Licenciatura en Ciencias Geológicas en la Universidad de Buenos Aires.

Se trata de Gisela Porfiri, estudiante argentina que perfeccionó su aprendizaje en Texas con ayuda del Programa de becas “Claudio Manzolillo”, que ofrece cada año el IAPG Houston, y que a lo largo de dos períodos la ayudó a obtener su Master of Science, Geophysics, que comenzó en el año 2010 y concluyó en el 2013.

Cuando terminó la licenciatura en Buenos Aires, Gisela entendió que quería seguir estudiando y aprendiendo sobre los temas que más le interesaban. Ya había comenzado a trabajar desde antes de finalizar la carrera en la empresa de servicios Halliburton Argentina, donde tuvo la oportunidad de trabajar con expertos en las Geociencias (Geología y Geofísica), de los que aprendió las bases de interpretación sísmica.
Esa experiencia la entusiasmó; entendió que quería aprender más y perfeccionarse en Geofísica, sobre todo en el ámbito de la interpretación sísmica y de la inversión sísmica y atributos. “Ese trabajo me relacionó directamente con los Estados Unidos, ya que por cursos y capacitaciones vine a Houston y tuve la posibilidad de conocer la Universidad de Houston junto con profesores, profesionales de la industria y estudiantes que fueron quienes me orientaron”.

Como consecuencia de este acercamiento y buen contacto, fue natural elegir Houston para realizar la maestría en Geofísica, que, además, le presentó las ventajas suficientes para fundamentar la elección: “Estaba buscando perfeccionarme académicamente, y a la vez seguir conectada con la industria del petróleo y del gas; y en el momento de tomar la decisión, la Universidad de Houston contaba con un programa enfocado a la industria que se alineaba con mis objetivos”.

En lo referente a la Geofísica, Gisela Porfiri relató que le atrajo la oferta de un profesorado muy reconocido, “entre ellos los renombrados Dr. John Castagna y el Dr. Robert Stewart, que fueron mis directores de tesis; o el Dr. Christopher Liner y el Dr. Fred Hilterman, entre otros; que se han dedicado a desarrollar nuevos métodos que son usados en la exploración de hidrocarburos”. A Gisela le pareció una excelente oportunidad para aprender de ellos y de relacionarse con estos académicos de prestigio.

Así, fue tomando las opciones para especializarse más en geofísica, “sobre todo en interpretación sísmica, que en un principio es bastante general”. Y fue en el transcurso de su maestría cuando tomaron protagonismo los reservorios no convencionales, y fueron ganando su interés.

“Afortunadamente, se presentó la oportunidad de trabajar con datos sísmicos en la detección y caracterización de reservorios no convencionales del sur de Texas, en el play Eagle Ford, así que de a poco me fui especializando en eso”, recuerda Porfiri.

Proceso de selección

La primera vez que Gisela Porfiri escuchó sobre el Programa de Becas “Claudio Manzolillo”, fue a través de una compañera de trabajo, pero entendió que en ese momento aún no cumplía con el requisito de haber trabajado al menos dos años en la industria del petróleo y del gas. Más adelante, cuando ya estaba decidida a instalarse para estudiar en Houston, ya era candidata para el programa de Becas del IAPG Houston, al contar para la fecha con tres años de experiencia en el sector, así que, una vez que obtuvo la aceptación de la Universidad, envió la documentación necesaria para ingresar en el proceso de selección de la Beca.

La selección no fue compleja. “Una vez que presenté toda la documentación requerida, recibí una carta de confirmación de la recepción de los documentos; más adelante recibí un email comunicándome que había sido preseleccionada, y ya el siguiente paso fue una entrevista por teleconferencia con los miembros del comité de la beca”.

Todo esto fue tenido en cuenta a la hora de elegir al candidato. Algunas semanas después, Gisela supo a través de un email que había sido seleccionada como beneficiaria del Programa de Becas.

¿Y cómo le ayudó? “La beca fue una ayuda económica importantísima para mí: con esos fondos pude cubrir el 70% de la cuota anual de la Universidad de Houston; además de eso, me dio un buen reconocimiento dentro de la Universidad y la Industria, ya que no es común que una Beca otorgue ese monto”, asegura.

Recorrida entonces su historia, que la llevó de Flores al Midtown de Houston, surge entonces la pregunta acerca de, si basada en el camino que recorrió, aconseja o no a los estudiantes argentinos de carreras de la industria estudiar fuera del país.

“Basada en mi experiencia personal, estimo que el hecho de perfeccionarse en el exterior no se limita solamente al aspecto académico, sino que además nos expone a diferentes vivencias, distintas prioridades y formas de apreciación a tu esfuerzo/trabajo con respecto de nuestra cultura, etcétera”, reflexiona.
En su caso, asegura, “estudiar en el exterior fue una experiencia cien por ciento positiva, tanto a nivel académico como personal, por lo cual mi consejo a los estudiantes del sector que estén pensando en perfeccionarse en el exterior es que lo hagan. Y si están pensando hacerlo en los Estados Unidos y necesitan ayuda económica, les sugeriría que se postulen para la Beca Claudio Manzolillo del IAPG Houston, ya que hasta el momento no vi ninguna otra beca que ofreciera esa cantidad de dinero”.

Con el título de la Maestría de Geociencias en la mano, queda por averiguar los planes profesionales de Gisela. “Por ahora no está en mis planes seguir estudiando, sino que me interesaría aplicar lo aprendido en la industria del petróleo y del gas; estoy buscando participar en algún proyecto relacionado con la exploración de reservorios no convencionales, ya sea en la Argentina o en otras cuencas a nivel mundial, ya que ese fue mi tema de investigación durante la maestría”.

Además, agrega, “tengo planes de presentar los datos de mi tesis de Maestría en las convenciones de la American Association of Petroleum Geologists (AAPG) y de la Society of Exploration Geophysicists (SEG) de 2014, así como publicar mi trabajo en revistas de prestigio en la industria”.